Un poste quedó sujeto por los cables tras las lluvias en la jornada del sábado. La columna sufrió roturas en la parte inferior por lo que perdió el sostén y el equilibrio inclinándose rápidamente pero gracias a los cables no cayó al suelo aunque si quedó inclinado, causando gran preocupación entre los vecinos del kilómetro 3.

El temor en la ciudadanía por estos casos que últimamente se constatan a menudo.