El vehículo se desplomó desde diez metros de altura en Além Paraíba, Minas Gerais. Tres de las víctimas mortales eran adolescentes.

Cuatro personas murieron, entre ellas tres adolescentes de entre 14 y 17 años, y otras 29 resultaron heridas en el accidente de un autobús que transportaba a un equipo juvenil de fútbol en el centro-este de Brasil.

El siniestro ocurrió cuando el vehículo que movilizaba al equipo amateur Esporte Clube Vila Maria Elena se desplomó por un puente de unos diez metros de altura que atraviesa el río Angu, en el municipio de Além Paraíba, en Minas Gerais, indicaron las autoridades de ese estado brasileño.

 

 

Dentro del bus iban 33 personas: 28 adolescentes, cuatro adultos de la comisión directiva del club y el conductor, cuya edad y sexo no fueron precisados, se informó desde el cuerpo de bomberos interviniente.

Las personas que sobrevivieron resultaron heridas y fueron trasladadas al hospital de Sao Salvador, en Além Paraíba, agregaron los bomberos, sin precisar su estado. La institución deportiva suspendió todas sus actividades previstas para esta semana y declaró siete días de luto, informaron los medios locales.

El plantel del Vila Maria Elena, un equipo amateur de la ciudad de Duque de Caxias, situada en el estado de Rio de Janeiro (sureste), regresaba de un torneo disputado en la prefectura de Ubaporanga, en Minas Gerais, cuando sucedió el trágico accidente en la BR 116, una de las dos carreteras principales de Brasil.

 

 

El club participó durante el fin de semana por primera vez en la Copa Nacional de Base, una competición futbolística que reúne a equipos juveniles de diversas categorías.

Fue campeón en la competición sub-18 y subcampeón en la sub-15, comunicó el organizador del evento al portal de noticias deportivas Globo Esporte.