Los tres detenidos por el crimen de Rolando Lara dieron su versión. El principal acusado dejó varias «lagunas» en su relato

Los tres acusados por el homicidio de Rolando Lara (24), quien fue apuñalado en la vía pública el domingo 8 de enero en la localidad de Montecarlo, fueron trasladados a los estrados del Juzgado de Instrucción Uno de Puerto Rico para prestar declaración indagatoria ante el juez que entiende en el caso, Manuel Balanda Gómez.

Según pudo saber  en base a fuentes con acceso al expediente, en la audiencia que se llevó a cabo el último domingo los tres decidieron dar su versión de los hechos, aunque quedaron varias lagunas temporales por reconstruir. Como se sabe, los implicados tenían la posibilidad de abstenerse de declarar sin que esto sea considerado en su contra.

Como viene informando este medio, uno de los detenidos es un joven de 21 años, que es la actual pareja de la madre de los hijos de la víctima. Por lo reconstruido hasta este momento el joven es el principal señalado y en su indagatoria confirmó que manipuló el arma que le quitó la vida a Lara.

Ante el juez relató que hubo una fuerte discusión y posterior pelea en inmediaciones a la avenida Festcher y calle Santa Fe, a pocos metros del acceso al barrio Henter. Entonces dijo que en determinado momento el cuchillo con qué le hincaron a Lara llegó a sus manos, aunque no recuerda cómo.

Tampoco recuerda haber agredido a la víctima con esa arma, ni cuando la soltó. Como se sabe, pese a los allanamientos dispuestos por la Justicia y la búsqueda de la Policía de Misiones, ese elemento no fue hallado.

Otro que prestó su testimonio como sospechoso fue el padre de este joven, quien también confirmó que participó de la pelea asegurando que lo hizo para defender a su hijo. Al igual que este último, expresó que fue la víctima quien llegó de forma violenta al lugar de los hechos y, armado, inició el conflicto.

Finalmente declaró el primo del principal sospechoso, quien fue el primero de los detenidos por la causa pero sería quien está menos comprometido. El hombre expresó que llegó cuando la pelea ya se estaba desarrollando y que intervino solamente cuando Lara estaba tendido en el suelo.

Siempre según su testimonio, en esta instancia fue a ver cómo estaba y fue entonces que sus prendas de vestir quedaron manchadas con su sangre. Fue justamente por esto que la Policía de Misiones lo detuvo a pocos metros de la escena del crimen, aunque el sospechoso tiene a su favor que los otros imputados no lo nombraron en la pelea.

Los tres fueron imputados por homicidio simple y por el momento seguirán detenidos, mientras que el juez que entiende en la causa define los sendos pedidos de excarcelación de las defensas. El magistrado, según se pudo saber, corrió vista a la fiscalía presidida por Héctor Simón para conocer su opinión y en los próximos días habrá novedades.

También durante esta semana y la próximas serán citados varias personas que presenciaron el hecho y que ya declararon en sede policial. La ventaja con la que cuentan los investigadores es que el hecho ocurrió un domingo a la tarde, lo que hizo que sean muchos los presentes ante el luctuoso evento.

Estas voces serán importantes para esclarecer los “puntos ciegos” de la declaración de los imputados. Al respecto, en este contexto quienes están al frente de las investigaciones no descartan la participación de otra persona en la secuencia.

Según lo reconstruido hasta el momento sobre ese domingo, la víctima, quien se dedicaba a la construcción, se movilizaba en motocicleta y tras dejar a sus hijos habría tenido un inconveniente con quien sería la actual pareja de su ex.

El entredicho que comenzó frente a la casa de la mujer, continuó segundos después en la calle. Tanto la víctima como el otro joven se trenzaron a golpes hasta llegar hasta una esquina del mismo vecindario.

Lo que se sabe es que durante un último forcejeo Lara recibió el puntazo mortal. Según la autopsia, la lesión fue con tanta fuerza que llegó a lesionar el corazón. Además, tenía lesiones en varias partes del cuerpo.

El enfrentamiento se dio en una zona donde varios automovilistas presenciaron el hecho. Justamente un policía que pasaba por el lugar fue el primero en toparse con el fallecido tendido sobre el asfalto. A pocos metros, dio con el hombre de 28 años que tenía manchas de sangre en sus prendas.

En tanto que fue ubicado a pocos metros del lugar el mayor de los sospechosos, tío del primer detenido y padre de quien fue el primero en trenzarse con Lara. El hombre presentaba un fuerte golpe debajo de una de sus axilas.

Por último, el presunto homicida se presentó en la comisaría local y confesó que había tenido participación en una pelea, aunque no se atribuyó el crimen.