Misiones Argentina      
INICIO  







Jueves 14 de marzo de 2019

Crisis implacable: Banco Macro pidió la quiebra del Molino Cañuelas    

La crisis económica sigue golpeando fuerte a la compañía alimenticia Molino Cañuelas. El Banco Macro, uno de sus acreedores, pidió la quiebra de la empresa de la familia Navilli.

 

La deuda que tiene es de u$s10 millones mientras que la acumulada con otros bancos y entidades financieras internacionales, es superior a los u$s1.350 millones.

La situación de la compañía es comprometida. El primer balance trimestral del año pasado arrojó una pérdida de 1.809 millones de pesos; en el siguiente, el rojo llegó a 2.688 millones de pesos.

Entre otros acreedores están el Banco Nación, con u$s55 millones; Banco Galicia, con u$s38,5 millones; HSBC, con u$s 45 millones; Santander Río, con u$s36 millones; Banco Provincia de Buenos Aires, con u$s34 millones y BBVA Banco Francés, con u$s24,5 millones.
Recientemente, Molino Cañuelas alcanzó un principio de acuerdo con los Comités de Acreedores financieros, integrados por instituciones multilaterales de crédito y financieras internacionales, como así también varios de los más importantes bancos públicos y privados nacionales, que representan un porcentaje abrumadoramente mayoritario del total de su deuda financiera.

Según informó la empresa en un comunicado, esto “augura un apoyo decisivo en el proceso de continuación de nuestras operaciones industriales y comerciales, en forma normal”.

Y agrega: “En ese empeño, las partes del acuerdo se encuentran trabajando activamente en la instrumentación de la documentación definitiva”.

Cañuelas es uno de los principales productores de alimentos. Está especializado en la elaboración de harinas, aceites, galletitas, panificados, pre mezclas para pizzas y alimentos congelados, con marcas como Cañuelas, 9 de Oro, Pureza y Mamá Cocina. Actualmente tiene 21 plantas industriales en Argentina, Uruguay y Brasil y exporta a más de 60 países.

En el país, tiene más del 80% del mercado de las harinas que se producen en 21 plantas industriales, donde emplea a unas 3.000 personas.

La situación de Molino Cañuelas se suma al pedido de quiebra de la embotelladora de Coca Cola, FEMSA, junto a las suspensiones en la industria automotriz cuyo caso ícono están representados en Renault y el cierre de Metalpar constituyendo una crisis económica a la cual el gobierno de Mauricio Macri no sabe como controlar generando una oscura incertidumbre hacia el futuro.

 


     
www.mediosdelnorte.com - info@mediosdelnorte.com  
       
  Tel. 3751 - 403606    
  Misiones Argentina