Inicio Nacionales / Internacionales Vacaciones en el exterior: ¿conviene usar la tarjeta, llevar dólares, pesos u...

Vacaciones en el exterior: ¿conviene usar la tarjeta, llevar dólares, pesos u otras monedas?

50

El nuevo impuesto con recargo del 30% para turismo, el cepo y demás restricciones complican a los argentinos que desean vacacionar en el exterior. Te contamos cuál es la mejor opción.


Comenzó enero y cómo todos los años, los argentinos que tienen planeado vacacionar en el exterior hacen las cuentas y se disponen a programar que es más conveniente a la hora de hacer rendir los pesos, que vienen muy castigados por la devaluación y la inflación del año anterior.

Ya sea en dólares, reales o pesos uruguayos, lo cierto es que si tenemos pensado salir del país, hay que conocer los diferentes tipos de cambios y decidir que es más conveniente para nuestro bolsillo.

Consejos importantes que tenés que saber:

Dólar Turista

El uso de la tarjeta de crédito y débito fuera de argentina está alcanzada por el nuevo “Impuesto para una Argentina Inclusiva y Solidaria (PAIS)”, que recarga un 30% sobre la operación de compra de moneda extranjera.

La norma establece que las personas que usen tarjeta de crédito o débito para la cancelación de gastos o extracción de divisas en el exterior o adquieran a través de agencias de viajes locales servicios fuera del país deberán pagar 30% por sobre la cotización de la divisa operada en el Banco Nación (BNA).

Utilizar la tarjeta en el exterior es por lejos la opción más segura, aunque tal vez no resulte la más económica.

Si nuestro destino es Brasil y decidimos pagar con tarjeta hay que pensar que el Real que cotiza hoy a $15,70 para la venta, con el recargo del 30% se va a $20,40 aproximadamente.

Si viajamos a Uruguay y utilizamos el plástico para realizar compras, tenemos que pensar que, por cada Peso Uruguayo, nos debitarán de la cuenta en pesos aproximadamente $2,35 argentinos (impuesto incluido).

Si el gasto es en Dólares, el tipo de cambio que hay que calcular es $81,90 si sumamos a los $63 de la cotización oficial el 30% de recargo.

Las complicaciones del Cepo

Vale recordar que, desde finales de octubre pasado, si queremos hacernos de dólares u otra moneda extranjera antes de viajar, el Banco Central solo te permite comprar hasta US$ 200 por mes o su equivalente en otra moneda si la operación es por homebánking. Si la compra se realiza en efectivo, solo se podrás adquirir US$ 100 mensuales. Dichos cupos no son acumulativos y por supuesto habrá que sumarle el 30% del nuevo impuesto PAIS.

Por otro lado, por disposición del Banco Central, si queremos retirar divisas desde un cajero automático en el exterior, hay que diferenciar 2 situaciones:

-Si contamos con una caja de ahorro en US$ y obviamente la misma tiene los fondos disponibles previamente, no hay inconveniente para realizar extracciones. En ese caso, cómo no hay operación de cambio, no estará alcanzado por el impuesto PAIS y se podrá retirar todo lo disponible.

-Si queremos extraer desde nuestra caja de ahorro en pesos, cómo en este caso si se realiza una operación de cambio, tendremos el tope de hasta US$ 200 mensuales a los que hay que sumar el recargo del 30% por el tributo.

*Dato:  Existe una opción para hacerse de los billetes con la tarjeta de crédito en el exterior, realizando adelantos por cajeros, en este caso muy particular, el límite será el tope de crédito que te permita la tarjeta, sin la restricción de los US$ 200 mensuales. Sin embargo, el Banco Central obliga a que cada extracción individual sea de US$ 50 cómo máximo, lo que obliga a hacer varias extracciones para sumar montos importantes.

De esta forma, busca sumarle un costo adicional a quien elija esta vía, ya que los bancos extranjeros pueden llegar a cobrar hasta u$s 10 por cada operación en cajeros automáticos, a lo que se suma la tasa en pesos que cobra la tarjeta por el adelanto con tarjetas de crédito y el recargo del 30% por el impuesto PAIS. Así, aunque no se impide la maniobra, se hace demasiado cara como para ser atractiva.

Ir con los Pesos

Otra opción válida, es viajar con los pesos. En este caso particular, hay que aclarar que no es la opción más recomendable en cuanto a la seguridad; cómo así también, hay que prestar mucha atención a la tasa de cambio que te ofrecen por los Pesos argentinos en el exterior, ya que muchas veces varía en cada zona a medida que te alejas de la frontera.

Cómo ventaja observamos que no tenemos el impuesto del 30% y tampoco estamos alcanzados por las restricciones para acceder a las divisas, ya que la operación se realiza en el exterior bajo las normas cambiarias del país vecino.

Si, lo que hay que recordar, es que, por normas de Ley antilavado, no se puede salir del país con un monto mayor de dinero en efectivo por el equivalente a US$10.000. Una cifra que a todas luces parece exorbitante y no presentaría “a priori” inconvenientes a la hora de analizar esta alternativa para realizar un viaje.

Entonces, hechas estas aclaraciones, ¿Cómo y cuándo conviene cambiar tu dinero para viajar al exterior?

El combo dólar, divisas y tarjetas

Solo si tomamos estrictamente desde el punto de vista monetario las opciones que contamos son:

Llevar Dólares y cambiarlos por Reales en Brasil o Pesos uruguayos en Uruguay.

Comprar Dólares, Reales o Pesos uruguayos en Argentina y viajar.

Pagar con tarjeta de crédito o débito en el exterior.

Sacar divisas de un cajero automático en el exterior.

Llevar pesos argentinos y cambiarlos en el país extranjero.

Cada alternativa tiene un tipo de cambio diferente (incluyendo ventajas y desventajas según el caso particular).

Para hacer más sencillo el análisis, decidimos tomar como ejemplo el cambio de $1.000 argentinos según las cotizaciones de las divisas en bancos locales y casas de cambio del exterior.

Planificando el viaje a Brasil: (Base $1.000).

1) Llevo los pesos y los cambio en el Brasil: compro $R 60. Esta opción no tiene cepo ni impuesto.

2) Si uso la tarjeta en el exterior o compro reales antes de viajar: por cada $1.000 compro $R49.

3) Si primero compré dólares, viajo y luego los cambio en Brasil: por cada $1.000 compro $R49,70.

Por sorpresa, la opción 1 parece ser la más atractiva. Pero hay que hacer una aclaración importante: lo que te van a cobrar un real si los queres comprar con pesos va a ser muy diferente y puede ser muy caro según la región del país, cambiando drásticamente el resultado del análisis. Dicho cálculo está realizado con un promedio de casas de cambio en Florianópolis.

Planificando el viaje a Uruguay: (Base $1.000).

1) Llevo los pesos y los cambio en el Uruguay: compro $U350. Esta opción no tiene cepo ni impuesto.

2) Si uso la tarjeta en el exterior o compro uruguayos antes de viajar: por cada $1.000 compro $U427,35.

3) Si primero compré dólares, viajo y luego los cambio en Uruguay: por cada $1.000 compro $U444,70.

La opción de viajar con los dólares y cambiarlo por Pesos uruguayos es la más rentable. Dicho cálculo está realizado con un promedio de casas de cambio en Punta del Este.

Por último, recordá que siempre es bueno tener un “PLAN B”: es aconsejable llevar algunos dólares o reales si vas a Brasil o Pesos Uruguayos en Uruguay y cambiarlos allá para gastos que no reciban tarjeta cómo por ejemplo, peajes, propinas, gastos de menor monto, etcétera.

Lleva pesos o dólares por si se te pierde la tarjeta de débito o crédito, o te niegan la autorización por motivos de seguridad.

Si viajás en auto, tené en cuenta que los peajes brasileros solamente reciben Reales.

Nota al pie. Por razones obvias, no analizamos la opción de adquirir monedas en el mercado paralelo -hoy el dólar blue se vende por debajo del dólar oficial con recargo-, ya que dicha actividad está penada por la ley penal cambiaria.