Inicio Deportes Semana crucial para la Superliga: la incógnita es cómo seguirá el torneo...

Semana crucial para la Superliga: la incógnita es cómo seguirá el torneo local

38

Algunos, la mayoría, aparentemente, quieren que la reanudación de la Superliga se postergue por, al menos, una semana. Otros no quieren saber nada con saltear lo aprobado hace unos meses e insisten con respetar la fecha estipulada: el 24 de enero. Eso sin contar el partido postergado que Independiente y River, según lo reprogramado, deben cumplir el domingo próximo.

Marcelo Gallardo, justamente, fue uno de los críticos sobre la posibilidad de un cambio. «Sería injusto muy injusto para Independiente y para nosotros porque nos preparamos para arrancar ahora. Me parecería ridículo que esto suceda. Seguimos haciendo papelones y atando todo con alambre», aseguró el entrenador millonario, tras la derrota ante Nacional, de Uruguay, por penales, en el primer amistoso del año.

La posición de River es clara: no quiere por nada una eventual postergación. A Gallardo lo secundaron sus dirigentes. Del primero al último. En el mismo sentido se pronunciaron Atlético Tucumán, Talleres y, en cierto modo, Arsenal, de las palabras de su entrenador, Sergio Rondina. «Creo que deben respetarse las fechas que se aprobaron. Pero también debo decir que no estoy de acuerdo con que la temporada arranque con tres partidos en una semana. No se puede venir de una pretemporada de esta manera. El jugador empieza a tomar ritmo de a poco; y esto atenta contra todo», aseguró el DT, en radio La Red.

Rondina tiene uno de los planteles más chicos del fútbol argentino y, paradójicamente, Arsenal es uno de los animadores del campeonato.

Las demás opiniones parecen ir en un sentido único a favor de la postergación. Todo empezó con las quejas de Banfield, que envió dos cartas para que se postergara la reanudación del campeonato por la citación de tres futbolistas importantes para el Preolímpico de Colombia: Claudio Bravo, Agustín Urzi y Julián Carranza. A partir de ese pedido se notó un efecto catarata en otros clubes, como Boca, que de la mano del flamante presidente, Jorge Amor Ameal, habló en contra del doble comando entre la AFA y la Superliga. Algo parecido hizo el mandamás de Lanús, Nicolás Russo, que, a diferencia de Banfield, se negó a ceder al seleccionado preolímpico a uno de sus pilares: el zaguero Lautaro Valenti. Hay otro nombre de peso: Hugo Moyano, que también pide la postergación. De hecho, Moyano se reunió con Ameal en ese sentido. Y, por si hiciera falta otra aclaración, Racing también está de acuerdo con la postergación, al igual que San Lorenzo, según los dichos en las redes sociales de Marcelo Tinelli. Sí, cuatro de los cinco más poderosos.

Hay otros dirigentes, como Ricardo Carloni, vicepresidente de Rosario Central, que agitan a viva voz las diferencias: «Cuando se creó la Superliga, se hizo para que los clubes tuvieran mayores ingresos. Y esto no está sucediendo […] Le pedimos a la gente de Superliga una reunión para la semana que viene. Debe elegir la mayoría de los clubes, no sólo los de la mesa chica. No coincido con las declaraciones de Gallardo. Esto no es un papelón, como dijo el técnico de River. No hay nada fuera del reglamento».

En medio de tantas diferencias hay quienes aseguran que todo se trata de un tema político más que futbolístico. Y que poco tiene que ver el incipiente Sub 23.

Por lo pronto,  una de las posibilidades que se mencionan es que se dispute el partido postergado entre Independiente y River y que, en cambio, se postergue por una semana la fecha prevista para el fin de semana del 25 de enero. 

El fútbol argentino trata de organizarse, pero, por ahora, sigue en veremos, en medio de una lucha de intereses.