Inicio Locales Revocaron la domiciliaria a imputado por abusar de su hijo en Puerto...

Revocaron la domiciliaria a imputado por abusar de su hijo en Puerto Iguazú

39

La Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Menores de la provincia revocó ayer la prisión domiciliaria de un imputado por abuso sexual que había accedido al beneficio tras un hábeas corpus presentado hace exactamente un mes en el marco de la pandemia y la emergencia epidemiológica por el coronavirus. La resolución recae sobre el imputado identificado como Carlos Rodrigo O. (40), un hombre oriundo de Salta pero que es investigado en Puerto Iguazú, donde su ex pareja lo denunció por abuso sexual en perjuicio de un hijo de 12 años que tienen en común. 

Las graves acusaciones fueron radicadas en mayo de 2018 ante la Fiscalía de Instrucción Tres de la Ciudad de las Cataratas y a partir de ahí se inició una compleja causa que mantiene al hombre con prisión preventiva por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y suministro de material pornográfico a menores de edad”. En ese marco, el imputado había sido alojado en la Unidad Penal III de Eldorado, pero a mediados de abril y en el marco de la emergencia sanitaria por el coronavirus en la Argentina, su defensa presentó un recurso de hábeas corpus para poder acceder a la prisión domiciliaria. El pedido fue presentado ante el magistrado Martín Brites, titular del Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, el mismo que instruyó la causa desde el comienzo y que en varias oportunidades había denegado distintos pedidos de excarcelación. Sin embargo, ante el nuevo contexto evidenciado por el coronavirus, el magistrado decidió hacer lugar al pedido de domiciliaria atendiendo el agravamiento de las condiciones de encierro que significó la pandemia y más aún al tener en cuenta que el imputado padece una patología crónica de asma.“Esta medida no hace más que cambiar el lugar de la detención del imputado. Hoy es una persona que está padeciendo una crisis asmática que le dificulta el tratamiento estando dentro del centro penitenciario porque no tienen el personal con especialización en neumonología”, expresó en aquel entonces Brites en diálogo con Radio Yguazú.Al hacer lugar al hábeas corpus, se dispuso que el detenido sea llevado hasta el domicilio de sus padres, donde iba a permanecer con tobillera electrónica y siendo permanentemente monitoreado por el personal del Servicio Penitenciario Provincial (SPP). El beneficio se extendería hasta que cese la emergencia sanitaria. Sin embargo, la situación generó disconformidad en la denunciante y en los familiares de la víctima, quienes se expresaron por distintos medios y solicitaron que la medida sea revisada. Además, todo se desarrolló en medio de una polémica generalizada a nivel país por situaciones similares y reclamos carcelarios en distintos puntos de la Argentina.