Inicio Nacionales / Internacionales Religiosas a favor del aborto legal: “Nuestras creencias no están reñidas con...

Religiosas a favor del aborto legal: “Nuestras creencias no están reñidas con el tema”

31

Son tres mujeres con credos distintos a favor del aborto legal: una es fundadora de una organización civil católica; la otra es rabina y la tercera, pastora pentecostal.


BUENOS AIRES. Marta Alanis fundó Católicas por el Derecho a Decidir y recibió un premio internacional por su lucha por el aborto legal en Argentina; Silvina Chemen es rabina y Gabriela Guerreros, pastora pentecostal. Las tres están a favor de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). “Nuestras creencias no están reñidas con el tema”, señalan.

Las tres mujeres participaron, de diferentes formas, del debate por la despenalización del aborto del año pasado. Y coinciden en que su religiosidad “no está contrapuesta”, sino que completa o justifica su postura compartida a favor de la legalización del aborto. “Lo importante es velar por el derecho de las mujeres como sujetos de derecho de la sociedad”. Católicas, judías, pentecostales “también abortamos”, dicen.

Marta Alanis es educadora y fundadora de Católicas por el Derecho a Decidir (CDD) Argentina. “Nosotras no queremos imponer nada a quienes no están de acuerdo: la ley –la actual y la futura, si se modifica– no impide que tengan la cantidad de embarazos y de hijos que quieran”, señala a Perfil.

“Nos identificamos como católicas, pero nos plantamos con una disidencia. Los valores centrales del cristianismo nos siguen emocionando, pero no podemos estar a favor de los discursos de la jerarquía, como una institución masculina, en las que las mujeres no pueden ejercer sus derechos plenos; y, en este caso, cuestionamos todo lo que tiene que ver con sexualidad y concepción. Hay investigaciones de cómo viven las mujeres y las parejas la sexualidad, y hay un desacato silencioso: las mujeres católicas también usan anticonceptivos modernos y recurren a la interrupción de un embarazo como último recurso, como todas las mujeres, no importa si tienen o no fe”, asegura Alanis.

La labor de la fundadora de Católicas por el Derecho a Decidir (CDD) e impulsora de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto fue reconocida internacionalmente. En abril de 2019 fue galardonada en Nueva York con el premio Joan B. Dunlop, otorgado por la Coalición Internacional por la Salud de las Mujeres (IWHC, por su sigla en inglés), por su “incansable trabajo por los derechos sexuales y reproductivos y la lucha por la justicia social”.

La pentecostal Gabriela Guerreros coincide en que su tarea “es también parte de mi postura frente a la despenalización: mi ejercicio como pastora no se contrapone, porque hemos hecho un largo camino de deconstruir una teología en la que los lugares están seleccionados y son para los varones”.

“Somos una comunidad que sufre y vive las realidades que hay que transformar, que tienen que ver con la vida de derechos, la alegría, el placer. Queremos la legalización porque no queremos más muertes: el tema nos atravesó como comunidad y acompañamos situaciones” de aborto, explica la pastora.

Silvina Chemen, es rabina argentina, defensora de los derechos de la mujer, del aborto y de la diversidad. “Yo soy mamá de dos niños que tuve cuando quise, eso es un milagro y uno conecta con la fe. Hablar del aborto esconde que las escuelas no cumplen y las provincias no cumplen con la educación sexual integral. El aborto es solo la punta del iceberg, nos estamos confundiendo como sociedad”, asegura la rabina.

“La tradición judía no es vertical: hay una batería de fuentes de 2 mil años de historia, de códigos legales. La tradición es normativa pero interpretativa a su vez. Tengo la suerte de tener un micrófono y tengo un mandato ético, me siento una constructora activa de la sociedad, no me puedo encerrar. Pero nosotros tenemos vocación religiosa y los legisladores deberían dejar sus creencias personales de lado, ellos tienen vocación civil. El problema es cuando uno trae la iglesia, la mezquita o la sinagoga a la banca”, sentencia Chemen.

Fuente: Perfil/Página12