Inicio Policiales La pesadilla de un hombre que fue a votar y terminó preso...

La pesadilla de un hombre que fue a votar y terminó preso por equivocación

12

Cinco prófugos de la Justicia terminaron detenidos cuando fueron a votar, se informó oficialmente desde la Policía de Misiones al cierre de la jornada electoral del domingo. En ese contexto, detallaron que a tres los capturaron en distintos barrios de la ciudad de Posadas, a uno en las afueras de la localidad de Wanda y al otro a la salida de una escuela en Bernardo de Irigoyen.Este último, con domicilio en el municipio que es frontera seca con Dionisio Cerqueira (Brasil), fue apresado por un hecho de abuso sexual y amenazas cometido hace alrededor de un mes en Oberá. Pero, después de permanecer más de 24 horas privado de la libertad, las autoridades se dieron cuenta de que se trataba de un error. Judicialmente se confirmó que no era el hombre buscado y que ni siquiera pasó por dicha ciudad de la zona Centro. Fue liberado al mediodía de la víspera por orden de la titular del Juzgado de Instrucción Uno, Alba Kunzmann de Gauchat, lo que le permitió regresar a su casa aunque con preocupación por haber sido señalado erróneamente de atacante sexual de una menor, un delito que jamás cometió.  

CoincidenciaEl inesperado periplo le tocó vivir a Paulo Antúnez, empleado de comercio de 36 años, padre de cinco hijos y radicado desde hace por lo menos 15 años en el barrio San Roque de Bernardo de Irigoyen. Fuentes ligadas a la fuerza provincial explicaron a este matutino que casualmente su nombre y apellido coincide con la del sospechoso -con pedido de captura-, por lo que lo detuvieron ni bien salió de la Escuela 569 Fragata Libertad, donde sufragó el domingo a media mañana. Hasta esa noche los datos cruzados presumían certeza, por lo que se informó a los medios su aprehensión, pero en la mañana de ayer, cuando compararon su rostro con el del sospechoso buscado, se dieron cuenta de las diferencias. No era. Su segundo nombre tampoco coincidía.La propia familia de Antúnez solicitó asesoría de una abogada para despegar al hombre del grave delito en el que lo involucraron, teniendo en cuenta que su identidad se replicó en la mayoría de los medios de comunicación de Misiones. Eso sin tener antecedentes, ni siquiera por delitos contravencionales. “Dejé preparada la carne para hacer un asado al regreso y asistí con mi señora (Adriana) y mi bebé a la escuela que me correspondía. Cuando salí me estaban esperando los policías de la Brigada de Investigaciones de Irigoyen, me detuvieron y me dejaron encerrado a disposición de la Comisaría de la Mujer sin siquiera notificarme el motivo. Fue un momento horrible porque mucha gente fue testigo de cómo actuaron siendo que durante todos estos años siempre mantuve mi honorabilidad ante la comunidad”, explicó el hombre al ser liberado.

“No cometí ningún delito”El domingo, una vez producida su detención y convencidos de que se trataba de un grave error -por la carencia de antecedentes y el modo de vida de Antúnez-, su familia impuso como representante a la abogada Blanca Núñez y recién entonces pudieron saber que lo acusaban de haber cometido una violación en Oberá, cuya investigación se inició a instancias de la denuncia hecha por una tía de la chica abusada a principios del mes pasado.   Incrédulos e indignados con lo que estaba pasando, un grupo de allegados también se reunió frente a la comisaría de la localidad en busca de explicaciones. “No conozco Oberá, nunca fui ni tenemos parientes allá”, afirmó en ese sentido Antúnez.Con el objetivo de probar el error, la abogada sumó documental relacionada al trabajo diario (como distribuidor de gas en garrafas) y sobre la composición familiar de su defendido, solicitando ante la Secretaría Dos del Juzgado Uno de Oberá la liberación y desvinculación de su defendido de la causa, lo que ocurrió ayer al mediodía. “Deseo limpiar mi imagen, contarle a la sociedad que nada tengo que ver con ese hecho por el que me detuvieron erróneamente, sólo por coincidir mi nombre con el del acusado prófugo. Tengo cinco hijos chicos -algunos en edad escolar- que están afectados anímicamente al igual que mi familia”, lamentó.El único interés de Antúnez -según explicó- es “resguardarlos a ellos y salvaguardar mi integridad moral porque  soy un hombre honesto y necesito que se aclare esta situación. No cometí ningún delito. Se trató de un error de la Policía”, repitió. 

En cifra

24

Las horas que estuvo detenido en una dependencia policial de Irigoyen, hasta que ayer fue liberado, antes de que se produzca su traslado a Oberá.

Tres capturados en Posadas y uno en Wanda

Más allá del extraordinario caso de Antúnez en Irigoyen, la Policía de Misiones informó que con la cobertura de seguridad externa en los establecimientos educativos a lo largo de la provincia se concretaron varias detenciones de personas que estaban prófugas por diferentes hechos y se presentaron para emitir su correspondiente voto. Uno de los casos ocurrió a instancias de la intervención de la Dirección Investigaciones Complejas, División Búsqueda y Captura de Prófugos, en la intersección de las avenidas 115 y Urquiza de Posadas, donde detuvieron a Ramón G. por una causa procedente del Juzgado de Instrucción 6. Por otro lado, en avenida Aguado y Blas Parera de la misma ciudad, efectivos de la comisaría Sexta detuvieron a Alberto A. (37) con un oficio de causa de “amenazas simples” con instrucción del Juzgado Correccional y de Menores 1. También sobre la calle Trípoli casi avenida Almirante Brown, personal de la comisaría Segunda detuvo a Andrés B. (37), quien se presentó a sufragar con una motocicleta Zanella RX de 125 cc, la cual registra pedido de secuestro por robo desde 2016. Saliendo de la capital, en la localidad Wanda, situada dentro del departamento de Puerto Iguazú, miembros de la comisaría Quintacapturaron en el barrio Belgrano a Edgardo S. (37), sobre el que recaía un pedido de detención por un hecho de “hurto” de fecha 30 julio de este año, en el que interviene el Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú.