Inicio Nacionales / Internacionales Echaron a una pareja gay por darse un beso y luego hicieron...

Echaron a una pareja gay por darse un beso y luego hicieron una campaña inclusiva

51

Una pareja gay fue echada del Shopping Mariscal López, de Asunción, tras darse un beso en uno de los sanitarios. Llamativamente, horas después lanzaron una campaña de inclusión en el marco de su aniversario.


PARAGUAY. El jueves 29 de agosto, a las 20 horas, Adison Montiel (22) y Mattias Ayala (19) fueron a cenar al patio de comidas del shopping Mariscal López, de Asunción. Antes, decidieron pasar al baño, y mientras se arreglaban frente al espejo, se dieron un beso. Un guardia de seguridad, los vió, ingresó al sanitario y les gritó «degenerados, no pueden estar así».

“Ese día nos estábamos arreglando un poco porque fue una jornada laboral super larga y nos teníamos que encontrar con unos amigos. De repente, mi novio me da un pico y yo le digo ‘ey, acá hay una cámara’ porque yo sabía que era así de complicado estar en el Mariscal. Y ni bien terminé de decir esto, entra un guardia dándole una patada a la puerta, re prepotente, y nos dice: ‘Acá no se pueden c…., son unos enfermos’”, contó Mattias Ayala, en diálogo con Presentes.

El guardia inmediatamente les ordenó que abandonaran las instalaciones del shopping con el argumento de que estaban teniendo «conductas que no corresponden en lugares públicos», y frente a otras personas que se encontraba en el patio de comidas, pidió refuerzos y comenzó a gritarles “enfermos”, “degenerados”, “se van a ir a la calle».

Luego entre dos guardias, los llevaron hasta la salida y, en el camino, los increparon con comentarios del tipo “¿por qué se besan si son dos hombres?”. Ese último tramo fue filmado por una de las víctimas de homofobia.

Campaña “romper las etiquetas”

El 2 de septiembre, el mismo shopping lanzó una campaña publicitaria titulada “Romper las etiquetas”, en la que se visibiliza a personas diversas rasgando carteles que llevan inscriptas palabras como “bullying”, “prejuicio”, “maltrato animal”, “racismo”. Y este fue el detonante para que la pareja se animara a denunciar en redes lo que vivieron.

“Hace 23 años que acompañamos a los clientes, por eso decidimos renovarnos con vos para festejar lo nuevo, lo diferente. Este año celebramos #RompiendoLasEtiquetas y queremos que seas parte de esta gran fiesta. Todo lo nuevo se celebra”, reza el mensaje en el primero de una serie de posteos por el mes aniversario del shopping Mariscal López en sus cuentas en redes sociales.

Cuando me enteré, me puse demasiado nervioso, y ahí, de verdad, ya no me importó más nada”, manifestó Montiel. Junto con Ayala decidieron denunciar lo ocurrido desde sus cuentas personales de Facebook, Twitter e Instagram. Compartieron el video del guardia de seguridad y exigieron una respuesta por parte del shopping.

Al principio, nosotros no íbamos a hacer absolutamente nada, nos íbamos a quedar callados pero cuando se lanzó eso dijimos no. Imaginate saber la verdad y tener todos los medios para contarla y quedarte callado para que un shopping o un lugar de encuentro para muchas personas LGBT, les esté mintiendo de esa forma. Yo creo que nadie debería pasar por algo así”, explicó Ayala.

Tras la polémica, el gerente de seguridad del local contactó con Montiel. “La persona que me escribió me dijo que tenía que entender la situación y su problemática, me pidió disculpas por el shopping, no por los guardias. No me sirve que me pidan disculpas solo a mí y no a mi novio. Me ofrecieron una reunión y nunca se concretó tampoco”.