Inicio Locales Comandante Andresito cumple 40 años

Comandante Andresito cumple 40 años

736

40 años de trabajo, sacrificio y buena voluntad, lograron que hoy Comandante Andresito sea una de las localidades más importantes de la provincia de Misiones.

El legado de aquellos que se arriesgaron a ir a una tierra desolada, alejada sin comodidades para resguardar la frontera y comenzar una nueva vida, ese legado está más que vigente y a las claras por ser auto suficiente en la agricultura y ganadería. Además si hablamos de yerba mate es sinónimo de calidad y producción siendo este último la localidad productora por excelencia en la Argentina.

Gran crecimiento y grandes problemas

Hoy Andresito cuenta con mas de 30 mil habitantes, muchos de ellos vinieron de otras localidades y países vecinos a trabajar en la cosecha de la hoja verde y decidieron quedarse a vivir, por ellos el crecimiento demográfico acelerado, generando grandes inconvenientes sociales al estado, por la falta de viviendas y terrenos para construir, además la asistencia social es fundamental porque la mayoría se dedica a la cosecha y al ser un trabajo temporario miles de personas se quedan sin el sustento.

La Colonización

A fines de la década de 1960 surgió el interés estatal por la región noreste de la provincia de Misiones, zona traidionalmente relegada y poco menos que abandonada del territorio provincial. Tan es así, que el relevamiento efectuado por la Dirección de Tierras en 1968 detectó unas 30 familias dispersas al norte de Cabure-í y en cercanías del río Iguazú. Más del 90 por ciento de esos grupos familiares eran brasileños que no solo habían intrusado el territorio, sino que mantenían permanente contacto con el vecino país.

En 1973 se puso en marcha el fraccionamiento de lo que por entonces era la porción norte de la colonia Manuel Belgrano, pero la ocupación efectiva del territorio requería de un esfuerzo sistemática y organizado.

Ello se comenzó a materializar mediante el Plan Básico N° 01 “R”, conocido como Plan de Colonzación Andresito y que estipulaba, entre otras cuestiones: “Poblar con auténticos colonos, que tengan fe en el destino de grandeza de la Nación Argentina y que afiancen sus valores tradicionales mediante el empleo de nuestro idioma, la veneración de nuestros símbolos patrios y la práctica de nuestra religión”.

Además, propendiá a “eliminar la intrusión, la presión y la influencia extranjera en una época de difícil geopolítica donde es necesario asegurar la presenica argentina” y “evitar la depredación de los recursos naturales que actualmente se da en forma intrusiva, creando las condiciones para la mejor preservación”.

Esta plan fue declarado de interés prioritario provincial por el interventor militar Rubén Paccagnini mediante ley N° 1074/79, del 22 de febrero de 1979. En el artículo 2° se determina que el área a colonizar es una superficie de 55.000 Ha. más otras 9.000 pertenecientes a la sección VII de la Colonis Manuel Belgrano.

El artículo 3° creó la oficinia del Plan de Colonización Andresito dependiente del ministerio de Asuntos Agrarios y a cargo de un coordinador ejecutivo, que resultó ser Homero Jáuregui.

En el artículo 5° se redefinían los objetivos del Plan, para “afincar pobladores en la zona”, “incorporar al proceso productivo, en un nivel de máxima eficiencia y racional explotación, a las tierras fiscales destinadas al plan” y “afianzar en la zona la vigencia de los valores de la moral csristiana, de la cultura y tradición nacional y el ser argetino”, tal los axiomas culturales imperantes durante la última dictadura cívico-militar.

Para el cumplimiento de la colonización, en el artículo 8° se establecía seguir una serie de pautas generales. Por ejemplo, “subdividir las tierras en parcelas constitutivas de unidad económica a fin de que las futuras explotaciones que en ellas se constituyan resulten capaces de producir en condiciones económicas y de asegurar la prosperidad de la región”. Por lo tanto, se establció como criterio 150 Ha. para la región agrícola y 300 Ha. para las tierras más al sur, preferentemente dedicadas a la ganadería.

Tambíen se estipulaba el criterio de “asegurar la adecuada preservación del ambiente ecolóico”, “posibilitar el acceso a la propiedad de la tierra a hijos de productores agropecuarios, así como la radicación de productores, profesionales y técnicos de las ciencias agrarias”, “atraer inversiones de capital”, “creación de centros urbanos de apoyo a la actividad rural”.

Finalmente, en el artículo 12° se establecieron 150 millones de pesos “para el estudio, proyecto, contratación, ejecución y fiscalización de obras públicas que se lleven a cabo con miras al cumplimiento de los objetivos del Plan de Colonización Andresito”.

En febrero de 1980, los primeros colonos recibieron sus tierras y se puso en marcha el plan de colonización que tuvo a la intersección de los arroyos Doce y San Francisco como el eje del proceso. El título de propiedad se obtenía al 5 año de ocupación de la tierra abonando el precio total o el 50 por ciento de un crédito que se podía solicitar. En cuanto a las obligaciones de los colonos, se establecía la obligatoriedad de la instalación de todo el grupo familiar en el terreno, como así también que dentro del primer año de adjudicación se debía desmontar 5 Ha. como mínimo y 10 en los sucesivos hasta completar el 75 por ciento. Para cada nueva etapa de desmonte, se debía solicitar una autorización.

Para el 12 de marzo de 1980, el diario El Territorio informaba la entrega de 17.000 Ha. a 107 colonos. Dos años después, ya se habían adjudicado el 50 por ciento de los lotes, lo que refleja la expectativa favorable que se generó en la provincia ante la posibilidad de acceder a la tierra. Gracias a este éxito, es que el 28 de julio de 1983 se creó el Municipio de Comandante Andrés Guacurarí, que luego modificaría su nombre en el 2004 al de Comandante Andresito.