Inicio Locales Bernardo de Irigoyen cerró sus fronteras, incluyendo el límite con Brasil y...

Bernardo de Irigoyen cerró sus fronteras, incluyendo el límite con Brasil y la Policía endureció controles para hacer cumplir la cuarentena

171

El Municipio de Bernardo de Irigoyen decretó para hoy a las 12 de la noche el cierre de sus fronteras, que incluyen el límite internacional con Brasil.

De esta forma, nadie podrá pasar a Irigoyen desde Dionisio de Cerqueira, si la norma se cumple a rajatabla.

Las autoridades federales deberán establecer un corredor para que los argentinos que reingresan al.pais, lo hagan por un lugar y no transgredir la norma municipal.

El intendente Guillermo Fernández decretó prohibir el ingreso al municipio de Bernardo de Irigoyen de toda persona que no acredite residencia efectiva en este Municipio, y /o que no justifique su ingreso y permanencia. Y luego enumera las excepciones que sí pueden circular y seguirán pudiendo ingresar a la localidad, como personal de la salud o personal de seguridad.

A los fines de implementar el decreto, se consideran límtes de Irigoyen «desde el Oeste el puente sobre la ruta provincial 17, sobre el arroyo Piray; al Norte el límite municipal sobre la ruta nacional 101, Parque Telma, al Sur sobre la ruta nacional 14, altura paraje Cerro Tigre, y al Este, el límite Internacional con la República Federativa del Brasil».

La decisión del intendente obedece a una decisión tomada por el gobernador Oscar Herrera Ahuad de endurecer los controles en todos los puntos de la provincia para evitar la propagación del virus y conseguir que se cumpla con la cuarentena obligatoria.

La Policía de Misiones lidera la coordinación con las demás fuerzas de seguridad para realizar controles permanentes en todo el territorio, que incluye despliegue en el terreno, vuelos en helicóptero y hasta drones que se comenzaron a utilizar en las últimas horas.

En el operativo Cuarentena Total la Policía ya detuvo a más de 500 personas que violaron el aislamiento y no pudieron justificar sus salidas. Son innumerables las denuncias que se reciben en las comisarías y en los números habilitados.

Ya son varios los intendentes que se sumaron al bloqueo de sus localidades. Ayer fue Eldorado, que puso barricadas en los ingresos y en las últimas horas se sumó Felipe Jeleñ, quien dispuso el cierre de los puntos de ingreso y egreso al municipio, y restringió el horario comercial como medidas de prevención y para evitar la circulación de personas en la localidad, resaltando la importancia de cumplir estrictamente con la medida nacional de aislamiento social obligatorio, en el actual contexto de la pandemia de coronavirus.

El cierre estará vigente desde este lunes a las 13 y hasta el 31 de marzo inclusive, y comprende el acceso principal por Ruta 12 convergente con la ruta 19, y el acceso a esta última ruta provincial proveniente de Comandante Andresito. Quienes quieran llegar a ésta última localidad, deberán circular únicamente por la ruta, sin detenerse en la ciudad de las piedras preciosas.

En el caso de Irigoyen, el comandante de Gendarmería Gustavo Quintana sostuvo que «es la frontera más difícil de custodiar, por el paso fronterizo no hay problemas, se puede controlar ese acceso con sólo tres gendarmes por turno, pero el problema es el resto».

En un tramo de seis kilómetros, Irigoyen y Cerqueira están divididas por apenas una calle con un boulevard que se cruza sin ningún tipo de restricción. «El cruce es ilegal o informal, pero es parte de la vida cotidiana de la gente que vive acá», explica Quintana.

Gendarmería extremó los controlesdeteniendo y demorando a los que pretenden seguir cruzando como si fueran días normales. «Les labramos un acta, los demoramos y como se les hace difícil va circulando de boca en boca y ahora disminuyó mucho la gente que busca pasar», señaló el gendarme.

Este punto de Misiones es una de las pocas fronteras en donde la Argentina no está dividida de sus vecinos por ríos, montañas u otros accidentes geográficos. El tramo seco entre los ríos Pepirí Guazú y San Antonio (que también sirven como límites), tiene una extensión que va más allá del casco urbano de las dos localidades. Son en total de 24 kilómetros.

En este perímetro hay algunos pasos clandestinos en las afueras de Bernardo de Irigoyen-Cerqueira, que son monte cerrado y por donde es muy difícil establecer un control efectivo al tránsito de personas.

Las fuerzas de seguridad sacaron topadoras para remover arbusos, árboles, malezas y permitir un mejor monitoreo de las fuerzas de seguridad.

Fuente: Redacción y Economís.