Inicio Nacionales / Internacionales Abuso eclesiástico: El Papa Francisco expresó su apoyo a los curas “culpados...

Abuso eclesiástico: El Papa Francisco expresó su apoyo a los curas “culpados de crímenes que no cometieron”

23

El Papa Francisco envió una carta de apoyo de 5.000 palabras a los sacerdotes “culpados de crímenes que no cometieron” en medio del escándalo histórico de abuso sexual que azota a la Iglesia católica con cientos de denuncias en todo el mundo.


ROMA. El papa Francisco expresó este domingo que combatir los abusos sexuales en el seno de la Iglesia “no es una tarea fácil” pero “requiere del esfuerzo de todos”. También habló de los sacerdotes que se sienten atacados y acusados por supuestos delitos que no cometieron. Lo escribió en una carta dirigida a los sacerdotes de todo el mundo al recordar los 160 años de la muerte del Cura de Ars, San Juan Maria Vianney, patrono de los párrocos.

La carta, titulada “A mis hermanos presbíteros”, expresa aliento y cercanía a los religiosos, quienes “sin hacer ruido” dejan todo para comprometerse en la vida cotidiana de las comunidades; trabajan en la “trinchera” y cada día ponen la cara sin darse demasiada importancia “para que el pueblo de Dios sea cuidado y acompañado”.

Abusos en la Iglesia

“En los últimos tiempos hemos podido escuchar más claramente el grito, a menudo silencioso y obligado al silencio, de nuestros hermanos, víctimas de abusos de poder, de conciencia y sexuales por parte de ministros ordenados”, observó Jorge Bergoglio.

Detalló que la Iglesia está “fuertemente comprometida en la realización de las reformas necesarias para impulsar, desde la raíz, una cultura basada en el cuidado pastoral de manera que la cultura del abuso no logre hallar espacio para desarrollarse y, menos aún, perpetuarse”.

No es una tarea fácil y, en el corto plazo, requiere el compromiso de todos”, afirmó Francisco. Agregó que “si en el pasado la omisión pudo transformarse en una forma de respuesta, hoy queremos que la conversión, la transparencia, la sinceridad y la solidaridad con las víctimas se transformen en nuestro modo de hacer historia y nos ayuden a estar más atentos frente a todos los sufrimientos humanos”.

Por otro lado, Francisco reconoció el “dolor” de los sacerdotes que “se sienten atacados y acusados de crímenes que no cometieron”. Y dijo que han compartido con él ” su indignación por lo sucedido y su frustración de que a pesar de su arduo trabajo, tienen que enfrentar el daño, la sospecha y la incertidumbre a la que ha dado lugar, dudas, miedos y desaliento que sienten más de unos pocos”.

Fuente: Ansa y AP